PreviousNext

    Politica de Calidad

    ISOLPE Electromecánica S.L. tiene certificado su sistema de gestión de la calidad basado en la norma ISO 9001 en su edición en vigor.

    Dentro de este marco se desarrolla la política de calidad  que es entendida, implantada y mantenida al día en todos los niveles de la organización y cuenta con el TOTAL COMPROMISO tanto de la totalidad de los trabajadores como de la Dirección de ISOLPE Electromecánica S.L. que la establece e impulsa a través de objetivos anuales.

    1 shutterstock_387274954

    Nuestra política de calidad se basa en cuatro pilares fundamentales:

    1. Enfoque orientado al cliente. El objetivo permanente es tener clientes satisfechos e integrados en la empresa  a través de aportaciones en cuanto a producto existente o el desarrollo de nuevos proyectos.
    2. Gestión por procesos. Tenemos todos los procesos de nuestra actividad definidos, con responsabilidades asignadas e indicadores de evaluación de eficacia establecidos para que aporten el máximo valor a nuestra empresa.
    3. Mejora continua, impulsando actitudes proactivas, identificando aquellos procesos, áreas o productos cuya influencia sea clave en la calidad y estableciendo niveles de referencia a conseguir.
    4. Gestión eficaz de los recursos, prestando especial atención al principal activo de la empresa que en la actualidad lo constituye la plantilla de trabajadores. Dotamos a la organización de medios e infraestructuras para poder llevar a cabo la actividad y misión de la empresa.

    Las acciones y principios que nos guían son:

    •  Cumplir con la normativa y la legislación aplicable.
    •  Crear una empresa sostenible, respetando el medio ambiente, evitando el desperdicio de materiales y energía.
    • Identificar y eliminar fuentes de error y de mal servicio, priorizando la prevención. La calidad es cosa de todos y necesita una actitud alerta y creativa.
    •  Trabajar en procesos definidos y controlados ayudados por manuales y procedimientos que describan la manera más eficiente de hacerlo.
    •  Ampliar la formación del personal no sólo para el proceso de calidad sino para cualquier aspecto relacionado con su trabajo diario.
    •  Aplicar la tecnología a la empresa para mejorar la calidad.

    La consolidación y el crecimiento de la empresa dependen de cada integrante de nuestra platilla  y su dedicación constante a las directrices marcadas en esta política.